Presumir de las costas gallegas es algo que siempre nos gustó hacer. Atractiva para toda la península, miles de personas acuden a Galicia durante todo el año para conocer la costa con más kilómetros del país.

El caso es que el océano no es sólo algo de lo que fardar, sino que es nuestra fuente de vida y el sustento de todas las especies de la tierra (incluidas nosotras, las personas). De hecho, el océano proporciona, al menos, el 50% de oxígeno al planeta, además de ser la principal fuente de proteínas para millones de personas en el mundo. ¿Qué te voy a contar a ti? Si eres de Galicia.

Sabemos que todos los ríos llevan al mar, con los problemas podemos aplicar lo mismo. Todos acaban en el océano: líquidos, plásticos, residuos variados…

Unos berberechos, el pulpo o los calamares son solamente una pequeña parte de todas las especies que nuestras costas albergan y a las que no te puedes resistir (tú lo sabes, yo lo sé). Pero la realidad es que el 90% de las grandes especies marinas ya están mermadas, por lo que o cambiamos el chip o nos vamos olvidando de unas xoubas en el chiringuito de nuestra playa favorita.

Estamos extrayéndole al océano más de lo que éste puede reponer.

Un cambio de chip significa la búsqueda del equilibrio para proteger y preservar el océano que tanto admiramos. Por eso, hoy, queremos celebrar el Día Mundial de los Océanos llamando a la conciencia y visión crítica para cuidar nuestro planeta.