Resultados Una Entrada, Un Árbol 2020

Así fue Una Entrada, Un Árbol 2020

La jornada de reforestación del pasado 18 de enero en el concello de Caldas de Reis fue un éxito.

Más de 450 voluntarios, entre portamericanos y vecinos de la zona, se dieron cita en el monte Xiabre. El objetivo era plantar 1.840 árboles de diez especies diferentes (abedules, acebos, alcornoques, arces, avellanos, cerezos, castaños, fresnos, madroños y robles). Los ejemplares fueron repartidos entre dos zonas de plantación: 1.200 en terreno de la comunidad de montes de Bemil y 640 en la de Saiar. En total, se reforestó una superficie de 3,1 hectáreas de terreno equivalentes a 31.000 metros cuadrados.

Voluntarios en Una Entrada Un Árbol 2020

En contra de las previsiones meteorológicas, la jornada amaneció con lluvia. Pese a esto, los portamericanos en ningún momento se plantearon abandonar la actividad. A las diez de la mañana eran muchos los que se empezaban a congregar en el campo de fútbol de Saiar.

A medida que se iban registrando, se iniciaba la subida a las zonas de plantación. La accesibilidad estaba garantizada gracias a los autobuses gratuitos que autocares Benito Abalo puso a disposición del evento.

Los coordinadores de ambas comunidades de montes tomaron el papel instructor. Ellos fueron los encargados de guiar a cada uno de los grupos de voluntarios a las zonas de plantación. Además, les explicaron cómo tenían que plantar los árboles y los beneficios de cada una de las especies para el terreno.

El castaño y el arce tienen especial importancia a la hora de disminuir la propagación de los incendios.

Los cerezos ayudan a la recuperación y fijación de la fauna salvaje y proporcionan alimento a muchas especies de mamíferos, aves e insectos polinizadores. Del mismo modo, contribuyen los alcornoques, avellanos, acebos y madroños, estos últimos con propiedades también medicinales.

El abedul, el roble y el fresno, especies caducifolias, favorecen la biodiversidad, la recuperación de la cobertura vegetal, la regeneración del paisaje y evitan la pérdida de suelo, contribuyendo con sus hojas a regenerar la capa de humus.

Pese al mal tiempo, la jornada se hizo más llevadera gracias a los impermeables Son Estrella Galicia. Además, al acabar la plantación los asistentes pudieron disfrutar de un caliente caldo gallego cortesía del Hotel y Restaurante O Cruceiro, así como de bebidas que corrieron a cargo de Coca-Cola.

Durante la lluviosa jornada se plantaron más de 1.200  árboles. Completaron la plantación a posteriori varios de los integrantes de las comunidades de montes de Saiar y Bemil, la Consellería de Medio Rural y la Escuela de Capataces de Lourizán.

Gracias a esta plantación fueron compensadas las 8,31 toneladas de CO2 asociadas al transporte (público, artistas y chefs) y de la bolsa negra de la pasada edición de PortAmérica.

Este año, además, se rindió homenaje a la primera jornada de reforestación de “Una Entrada, Un Árbol”. Se ubicó un tótem con los resultados obtenidos y la lista con todos los nombres de los voluntarios que acudieron.

Totem Una entrada Un Árbol cara 1
Totem Una entrada Un Árbol cara 1
Totem Una entrada Un Árbol cara 2

¡Gracias un año más por ayudarnos a enriquecer nuestros montes!

#UnaEntradaUnÁrbol es una iniciativa de Esmerarte Industrias Creativas en colaboración con Equilátero DSC, Comunidad de Montes de Saiar, Comunidad de Montes de Bemil, Escuela de Capataces Forestales de Lourizán, Concello de Caldas de Reis, Diputación de Pontevedra, Consellería do Medio Rural, Estrella Galicia, Autocares Benito Abalo, Coca-Cola, Hotel y Restaurante O Cruceiro y Asoprovida.

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart