CALDAS, VILLA TERMAL

En tu paso por Caldas de Reis el relax está asegurado gracias a sus balnearios y aguas termales, las cuales le otorgan el honor de hacerse llamar Villa Termal. Después de una noche dejándote el cuerpo entre concierto y concierto, ¿Qué puede haber mejor que una sesión de relajación?

Balneario Davila

Si te apetece retroceder en el tiempo durante un instante, visitar el Balneario Davila es la mejor opción. Su peculiar arquitectura te lleva directamente al s.XVIII, siglo en el que fue construido, lo cual te hará sentir como un auténtico Romano descubriendo por primera vez estas maravillosas aguas termales.

MÁS INFORMACIÓN

Balneario Acuña

Su piscina de agua mineromedicinal será la cura para todos tus males. También le llaman el Balneario de los Peregrinos, ya que suele ser su parada habitual para descansar. Alojarte entre sus paredes será formar parte de una gran experiencia que ya forma parte del camino para los Peregrinos que eligen el Camino Portugués.

MÁS INFORMACIÓN

Fuente Termal

Sus llamativos leones llevan desde 1881 ofreciendo sus poderes curativos a los vecinos de Caldas de Reis. Tus pies te agradecerán que los pongas a remojo en estas aguas que son el reclamo de cualquier visitante en la zona.

MÁS INFORMACIÓN

Lavadero público de Caldas de Reis

A día de hoy todavía se puede ver a vecinos que van a lavar su ropa a este lavadero de aguas calientes. Bebiendo del mismo manantial que la Fuente Termal, es un lugar ideal para que puedas relajarte y darte un respiro mientras comentas las noches de festival, tal y como se hacía antiguamente en los lavaderos públicos.

MÁS INFORMACIÓN